Amazon se reinventa

Amazon se reinventa con su dispositivo de cierre inteligente

¿Conoces Amazon? Estamos seguros de que la respuesta es afirmativa. Todos conocemos a algún familiar y/o amistad que ha decidido acudir al gigante del comercio electrónico para adquirir algún producto. Además, debes saber que España se sitúa, según los datos de este año del Consejo Económico y Social (CES) en el 4º puesto del ranking europeo en cuanto a comercio electrónico. Únicamente es superado por países como Francia, Reino Unido y Alemania.

Aprovechando el éxito que está teniendo esta empresa, han ido un paso más allá. Se trata del lanzamiento de un dispositivo de cierre inteligente del hogar para que los repartidores tengan la posibilidad de dejar tus pedidos aunque no haya nadie en el domicilio.

De esta manera, podrás olvidarte de esperar al repartidor o de quedarte en casa por si existe la posibilidad de que llegue. El proceso de entrega del pedido online es un asunto que trae de cabeza a las plataformas de comercio electrónico y a los proveedores, por lo que este concepto es interesante.

Amazon presentó el dispositivo Amazon Key, con el que no será necesario que haya nadie en casa para abrir la puerta al repartidor. Se trata de una cámara inalámbrica, Cloud Cam, desarrollada por la compañía y una cerradura inteligente. El pack ha salido en Estados Unidos y está disponible a un precio de 249 dólares, unos 211 euros al cambio. Únicamente está disponible para usuarios Prime, es decir, quienes abonan la cuota anual de 99 dólares.

Por el momento, la empresa no ha anunciado ningún plan para comercializar este dispositivo en otros países a corto plazo.

Pero, ¿cómo funciona? Por el momento Amazon Key solo permitirá entregas en el hogar de Amazon Logistics, la red de distribución del gigante online que opera en 37 ciudades de Estados Unidos. El repartido deberá escanear la etiqueta con un teléfono en caso de acceder al hogar. Si el sistema detecta que ese pedido está a nombre del propietario de la casa o bien, alguno de los inquilinos, el sistema desbloqueará la puerta automáticamente. En ese momento, encenderá la cámara de seguridad para monitorizar que la persona que realiza la entrega se limita a dejar el pedido y a cerrar la puerta. El usuario podrá observar en todo momento el estado de entrega en directo o diferido. Además, podrá bloquear la posibilidad de entrar a la casa en cualquier momento.

Más allá de su utilidad, la verdadera cuestión es si los usuarios estarán dispuestos a abrir su casa a una persona extraña. Fuentes del sector se muestran pesimistas ante esta incógnita, por lo menos en un primer momento. Sin embargo, la innovación es un punto clave y hay que apostar por lo nuevo para distinguirse de la competencia. Habrá que ver resultados, pero lo que está claro es que es realmente sorprendente.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *